Utilizamos cookies para analizar tus hábitos de navegación y mostrarte contenido de tu interés, recoger estadísticas de uso de la web, identificar fallos y, en definitiva, facilitarte la mejor experiencia de usuario posible. Para más información, visita la Política de cookies.
cerrar
Apunte Público

Defectos de compacidad

4.0 Patologías durante el proceso de ejecución: Defectos de compacidad
Una compacidad defectuosa puede provocar anomalías en las características del hormigón, tales como segregación, incrementos de porosidad, permeabilidad o macrodefectos apreciables a simple vista como nidos de grava y coqueras.
Ejemplo 1. Nidos de grava sobre el tramo superior de un muro.
Esta patología se produce por un deficiente vibrado del hormigón, formándose depósitos de grava en zonas localizadas del mismo.

Ejemplo 2. Coqueras en losa.
Esta patología es ocasionada por la dificultad del hormigón de llegar a las caras laterales de la losa, debido a la gran cuantía de armadura y a la mínima separación entre barras.

Ejemplo 3. Coqueras en losa aligerada
Una losa con aligeramientos circulares de porexpán, cuenta con una cuantía muy importante de armadura superior e inferior. Varios aligeramientos quedaron apoyados sobre la propia armadura inferior, provocando la imposibilidad del hormigón de llegar a la cara inferior, provocando coqueras.
En la fotografía se observa que las coqueras coinciden con la posición de los aligeramientos y en zonas centrales de vano, donde la armadura inferior era mayor. En algunos casaos una lechada superficial impedía la visión de las patologías.

Ejemplo 4. Forjado reticular
Patología común en forjados de principios de los años 80. Para reducir la necesidad de cimbras se encofraban los nervios en solo una dirección y en la otra se colocaban unas piezas para encofrar los nervios transversalmente, y un aligeramiento cerámico entre piezas. En los nervios longitudinales, vemos que se montan los elementos cerámicos. El desplazamiento de la cerámica durante el montaje unido a la gran cuantía de armadura podía dificultar mucho el hormigonado para llegar a la parte inferior, provocándose graves coqueras. En muchos casos pueden llevar a prescindir del forjado.


¿Ya tienes cuenta? Haz login