Utilizamos cookies para analizar tus hábitos de navegación y mostrarte contenido de tu interés, recoger estadísticas de uso de la web, identificar fallos y, en definitiva, facilitarte la mejor experiencia de usuario posible. Para más información, visita la Política de cookies.
cerrar

¿Cómo se materializaría una buena adherencia entre la solera y el recrecido?

Buenas tardes,

Me surge la siguiente duda; ¿con qué fin se ejecuta el recrecido?.

Porque quizás el pequeño espesor concedido al recrecido viniera condicionado por cuestiones arquitectónicas, entonces ¿cuál sería la manera más idónea de actuar (a la hora de ejecutarlo)?

¿No sería más conveniente que el recrecido quedara lo más desvinculado posible de la solera para evitar las coacciones externas que le podría ocasionar? Por ejemplo, empleando una lámina de polietileno como se mencionó con anterioridad.

Muchas gracias, un saludo.

Candea

Jesús Candea
4 respuestas
únete a la conversación 👇
Juan Carlos Arroyo
Juan Carlos Arroyo
Experto
23 abr 2019 - 18:37

Hola Jesús:

El mundo de las soleras o losas apoyadas en el terren es apasionantemente desconocido.
Te confieso que ignoro la razón de dsponer ese recrecido. Ahora bien, una vez dispuesto, como dice Eduardo en su pregunta y respuesta, la causa de la fisura es el combado.

La solución que propones de desvincular con plástico la veo adecuada para movimientos de contracción de losa completa, pero el efecto del cmbado de la esquina es debido a un acortamiento mayor porque la retracción es mayor en la superficie libre que en la superficie inferior. Esa retración difeencial en el canto hace que la losa se combe de forma cóncava y eso, el plástico no lo impide.
Sin embargo, el levatamiento sí que lo puede impedir algún producto adhesivo.

Así lo veo yo aunque me someto al mejor juicio de los dos buenisimos profes de este curso.

Un saludo cordial

Eduardo Díaz-Pavón Cuaresma
Eduardo Díaz-Pavón Cuaresma
Experto
24 abr 2019 - 09:18

Hola Jesús:
La razón del recrecido suele ser disponer un acabado sobre la solera una vez finalizada la obra, para así poder trabajar sobre la "presolera" durante la misma sin dañar el acabado final. En forjados también se dispone muchas veces por las dificultades del tratamiento superficial nada más concluir el hormigonado y la realización de los cortes con el reducido recubrimiento de armaduras y mallazo.
El aislar sólo será eficaz si la distancia entre juntas evita el combado; si no, casi sería pero pues se evita cualquier adherencia entre hormigones (que en todo caso no es fiable).
Lo de adherir es una solución, pero se encarece de tal manera la solución que ya no es competitivo.
Compartimos con Juan Carlos nuestra ignorancia sobre el mundo de las soleras, el gran olvidado de la normativa.
Saludos.

Benjamin TOLEDANO Mondejar
Benjamin TOLEDANO Mondejar
13 dic 2020 - 10:39
Buenos días Eduardo, un recrecido mejorado con resinas ayudaría a la adherencia?  aun no evitando el combado, impediría la aparición de fisuras?
Gracias. 
Un saludo
Benjamin TOLEDANO Mondejar
Benjamin TOLEDANO Mondejar
13 dic 2020 - 10:57
Según la relación L/H = 20, L/0,05=25, da una distancia entre juntas L= 1,25 m, lo que como se dice en la explicación no es efectivo de cara a la ejecución. Para aumentar esta distancia L manteniendo la relación L/H=25, habría que aumentar el canto, lo que no sería tampoco efectivo por sobrecargas y funcionalidad, supongo. Y creo también, desde mi poco conocimiento sobre el tema y nula experiencia, que la solución de adherir ambos elementos podría provocar coacciones de movimiento. Si, es un tema complejo.
Pregunta realizada en la píldora:

Más preguntas, artículos y cursos sobre: